Desde la raíz

La violencia que afecta nuestra sociedad es algo que no debemos normalizar, en Desde la Raíz creemos que puede y debe existir otra forma de ver y estar en el mundo, una que nos permita convivir de forma armónica y pacífica con la gente que nos rodea y con el ambiente en el que nos desarrollamos.

 

En México las cifras por suicidio en niños que son o han sido víctimas de acoso escolar provocan un terrible daño a la comunidad. Nos rehusamos a continuar viviendo de brazos cruzados en una sociedad en la que la violencia, en sus distintos grados y formas, es la regla y no la excepción; la hemos sufrido, hemos visto sufrirla a personas que queremos y a muchas otras que no conocemos; ningún ser humano no debe pasar por eso.

 

 

Fue así como después de pasar por un proceso de formación en el Programa Rumbo, conformamos este equipo multidisciplinario con la finalidad de crear un proyecto que ataque este problema y decidimos hacerlo enfocándonos en el Bullying.

 

El también llamado “acoso escolar”, el bullying es una forma de violencia escolar que puede manifestarse de diferentes formas y a la cual muchas veces no se le presta importancia suficiente, pues se considera “juego”, “broma”, algo “normal” a lo que las y los estudiantes deberían acostumbrarse. Quienes trabajamos en esta iniciativa creemos que no podemos seguir acostumbrándonos a esto; que debemos visibilizar el problema, sensibilizar a la población y buscar la manera de prevenirlo y combatirlo.

 

Cada una de las personas que integramos este equipo aportamos a la pluralidad de ideas gracias a nuestra diferente formación profesional y experiencia personal. Diferimos en algunas cuestiones, pero coincidimos en algo: queremos dejar un legado para las generaciones que vienen, que les ayude a ser mejores y les motive a seguir luchando por este cambio.

 

 

Nuestra misión es consolidar una estrategia integral y eficaz para prevenir y combatir el Bullying, que contribuya a generar relaciones sociales armónicas que se traduzcan en un ambiente libre de violencia para todas las personas, es una tarea difícil pero se puede ligar desde el momento que un niño ingresa al salón, pueda sentirse seguro de que no será violentado, y que en todo momento estará libre de expresarse como es.

 

 

Por medio de materiales proporcionados en talleres y de técnicas desarrolladas y mejoradas por análisis de datos -que proporcionen soluciones concretas a problemas reales- vamos a contribuir a un mejoramiento gradual en la calidad e vida escolar de los niños afectados, aunque no sea una situación que se resuelva de la noche a la mañana. Esperamos que el efecto positivo incluso llegará a influir en otros problemas que afectan a nuestra sociedad y más en específico, al Estado de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *