Iniciativa, confianza y decisión

En ocasiones, me parece muy lindo recordar momentos cruciales de mi vida, y hoy, es uno de esos días. Cuando inició mi camino en RUMBO, recuerdo haber estado temeroso e indeciso de asistir a la entrevista con los profesores Hugo y Cristian, tal vez esas emociones venían de la duda que siempre tuve: “¿Tendré capacidad de mejorar mi entorno y hacer de este mundo algo mejor?”.

Francamente no lo sabía, pero tenía el presentimiento de que todo saldría bien. Y así fue, gracias a la oportunidad que me brindaron, hoy puedo contar la gran experiencia que para mí ha sido formar parte de este programa. A lo largo de estos meses, he tenido la fortuna de conocer compañeros de diferentes carreras, profesores y personalidades, todos y todas, con la misma motivación: poder ayudar a los más vulnerables a través de la creación de proyectos de incidencia.

De la misma forma, las visitas a realidades de periferia han sido muy importantes en este proceso de formación, ya que me permitió conocer de cerca esas problemáticas y también, empatizar con las personas que se enfrentan a esto día con día. Sin duda alguna, todo esto ha influido en mi vida, desde cambiar ciertas costumbres hasta en mi forma de relacionarme con mi familia, amigos y conocidos.

Gracias a todo este proceso, hoy me siento con la capacidad y la confianza que en su momento me faltó, de poder generar cambios en mi entorno y hacerlo un poco mejor para mí y para todos los que me rodean.

Ha sido un placer formar parte de esta segunda generación, estoy convencido que más adelante se seguirán sumando otros chicos como yo, preocupados y comprometidos con su entorno y que sólo necesitan encontrar su Rumbo para actuar en consecuencia.

Iniciativa, confianza y decisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *